miércoles, 23 de septiembre de 2015

Una casa para vivirla no para mirarla

Echando un vistazo a la revista Nuevo Estilo hemos llegado a esta casa colorista del centro de Madrid. Los muebles y cómo han mezclado tendencias la hacen más que digna de salir en nuestro blog, pero me ha llamado mucho más la atención el concepto. 



Sus futuras habitantes querían una casa práctica por encima de todo, es decir disfrutar de cada rincón al máximo. Es decir, nada de comprar una alfombra carísima donde dé miedo pasar con zapatos o un sofá donde no poder cenar... 



Para conseguir ese propósito debemos tener algunas máximas más que presentes. Primero elegir sólo muebles muy funcionales, no poner mucha decoración y prestar atención a los materiales. 



Por ejemplo, buscar pieles o telas para el sofá que se limpien fácilmente, no poner muchos cuadros o jarrones si queremos limpiar rápidamente... 



A la hora decorar, según vuestro punto de vista. ¿Mejor ser prácticos o sólo pensasteis en la parte estética?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada